Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

¿Qué es el bien?

¿Se refleja en la acción de "ser bueno"? ¿Qué es "ser bueno"?

Me dicen que es un privilegio tener tiempo en pensar sobre el tema del bien, yo contesto que es lo contrario. Me preocupo por cosas sin importancia, eso dicen, me preocupo por cosas que son para enfermos mentales, eso dicen. Yo no estoy enferma, no me preocupo, trato de resolver.

Cuando tienes resultados tus problemas, puedes resolver todo.
El bien parte desde uno mismo, el altruismo moderno es solo un invento de para evadir impuestos, el bien es ser feliz. ¿Feliz? felicidad no es dinero, no es salud, no es una familia, no es el amor de una pareja. Conozco personas que no tienen nada de esto y son más felices que cualquiera.

El bien puede quitarte todo lo que tienes y refugiarte en un mapa de números en la calle o estar rodeada de animales que te siguen como feligreses.

Somos uno y todos en ti. Es la ósmosis continua de lo que haces, de lo que piensas, de lo que dices a otros. La verdad absoluta del bien es …

The King of Limbs

*Burn the Witch*




Puedo empezar desde cualquier punto, llegaré a la misma conclusión. Se envían mensajes que me predisponen a sentir un miedo a escuchar The King of Limbs. Pero todo está bien, al final fue lo que quería escuchar: Radiohead.
Siento una gran ansiedad, locura, desesperación, energía a punto de desplomarse: apunta a todos lados, el paneo no es necesario, los ecos de las voces a medio cantar.
No, tampoco estoy obligando a que lo escuchen como yo lo entiendo, ni que les guste igual que a mí me ha gustado. Como toda pieza de arte, existe la ambigüedad y puede o no gustarte, pero el mensaje ya lo recibiste quieras o no. Con el simple hecho de ponerle play desde cualquier lugar.
Siempre un punto y coma en cada corte de canción. Beats esquizofrénicos, bajo tierno, guitarras precisas, voz confusa y limpieza en su totalidad... después de tantos años. No, ya no es la década de 1990 y mucho menos 2000. Bienvenidos a una nueva forma de entender la música. Te puede parecer innovador o no…

Arrepentimiento en tres escenas

Escena I:


Pienso si realmente existe el arrepentimiento, un sentimiento inútil al final de todo. Siempre al final como un consuelo, casi siempre tarde. Educados para dejar un destello en alguno punto. El malestar de lo fallido, me preguntó: por qué hasta este momento, cuando ya no puedes solucionar nada, cuando ya no vale nada. El daño está hecho.


Escena II:

Una condición humana es ser condescendiente, la sombra de los sentimientos inconclusos, frustrados. Existe aquello que todos mencionan como algo cálido, una película que corre a la velocidad de los pensamientos, el reflejo en el televisor, los recuerdos escritos en una pantalla digital, de la calle que nunca cruzaste, de las tantas veces que no mencionaste mi nombre por miedo a que aparezca entre tu mirada y la imaginación, el olor a flores que buscarás en diversas figuras, el odio que se siente al final de algo que jamás gritaste, la frustración y la indiferencia de alguien que decidió abandonarte. Cómo no inventar una silueta en el…

Freno

Llega un punto en que todo vuelve a empezar, te preguntas si sólo parpadeaste o por algún motivo extraño partes del mismo lugar: esta vez es en serio, se deben tomar decisiones importantes en poco tiempo. No pensar, un reflejo, una luz que te indica el "siga", debe ser así cuando se te pide ir a prisa, reflejos sobrehumanos.

El olor de lo nuevo y los lunares alrededor de tus ojos que me matan. No puedo detenerme ahora, debo esperar un poco más.

Que importa la vida con sus consecuencias en cadena, la peripecia de los acontecimientos me puede frenar, pero no puedo, lo tengo cada vez más cerca, se torna en matices. Pienso y trato de recoger todo aquello que está suelto por el momento, concentrarme en los nuevos acontecimientos.

"I said please don't slow me down if I going to fast":