Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2010

El abandono

Don't say good bye to me, describe the sky to me and if the sky falls, mark my words we'll catch mocking birds.
Tom Waits: Green Grass.

Me siento totalmente abandonada, pero trato de no pensar en ti. Trato de encontrar distracciones como el trabajo, contar, escribir o dormir. Siento que me caigo, un poco más cada vez. De verdad siento que me caigo y no sé por qué no te das cuenta. Un poco más cada vez. El zumbido otra vez como grillos en la cabeza constantemente. El desengaño y las fotos. Estás ahí parado como siempre esperando una reacción. De mi parte tan sólo estoy quebrada. Veo como siempre, hacia arriba, en las estrellas el regreso a casa: a lo no existente, a los triángulos de tu ojos. Triste y sin un ánimo de consuelo, y no deja de sonar, sigue ahí constante. Tú. El consuelo de saberme distante. Giras: engaño y torpeza.
Sufro de abandono crónico (eso dice el doctor), de oscuridad adulta y el síndrome de la 'amiga'. Sufro del engaño ajeno, víctima de mi buena voluntad…
La que te escribe soy yo, desde este escritorio, desde esta noche en que todo tiene una forma y un lugar. Después de vivir varias entradas a media ficción, otras de forma completa y un poco de verdad asomada, debo decir que encuentro una infinidad de combinaciones y me siento un poco mal por robar sus vidas, sus formas de ser e incluso los gestos que tanto me gusta describir. Después de todo esto no cabe duda que se cargan con muchos pesares y sentimientos del pasado: algunos buenos, otros malos, pero finalmente son emociones que trato de escribir.
Tengo que escribir lo que siento, de lo contrario siento un dolor que dura por mucho tiempo y se convierte en algo físico. Tengo que escribir porque muchas cosas me enternecen, otras me sorprenden y algunas sólo trato de transmitir aquello que muchas veces pasamos por alto. Tengo que escribir porque se volvió una necesidad.
Y extraño personas que no están siempre en mi vida, extraño muchas sensaciones, quisiera que otras pasaran.

La amante

I won't kill myself, trying to stay in your life I got no distance left to run No distance left to run: Blur.


Tengo ese sobresalto en el estomago, como esa sensación que deben sentir los juguetes de cuerda en la energía última del mecanismo de vuelta(eso es lo que siento en el estómago de vez en cuando). Llevé días de incertidumbre y pesar en las piernas, pero encontré la razón y era tan simple.
Eras tú y siempre fuiste tú. Estoy aburrida sabes, ya no encuentro nada bueno para quedarme y aunque te lo he dicho muchas veces, me di cuenta, que después de muchos años me he acostumbrado tanto. Y creo te pasa lo mismo, siempre estás distante en momentos tan cercanos. Te siento tan lejos resonando en delay. Seamos sinceros desde el principio fue así y después de todo no terminó tan mal, tan sólo estamos aburridos (quiero pensar que te pasa lo mismo) y nunca soporté el engaño constante, la confianza que se supone se tiene sobre todo porque fuiste un gran amor en mi vida, siempre serás eso con…

Diálogos de la semana

Muro de un jadín de Pompeya



I

Ad: ¿Cómo has estado?

Ss: Bien, todo muy tranquilo ¿y tú?

Ad: Enamorado, perdídamente enamorado, casi casado.

Ss: jajaja que bien, me alegra saberlo.

Ad: ¿Y tú estás enamorada?

Ss: Ja pues creí estarlo pero no. Estoy condenada por mi nombre ¡Bíblicamente estoy jodida!

Ad: jajajajajaja



II

Nk: Tu nombre completo por favor.

Ss: S----- A------- P------

Nk: Aaayy tu nombre es hermoso, es taaan melódico ¡es totalmente novohispano!



III

Ss: Y a todo esto ¿por qué Susi flor?

Pg: Por que vives en una colonia de flores.



IV

Ae: Un amigo me dijo que si tu nombre tuviera un acento: Aparició [ y una e ] sería un nombre épico.

Ss: ¿Por qué?

Ae: porque así podrías aparecer paredes y vivirías en un laberinto =)

El gato

Mother:Aurel Schmidt





Tal vez ni siquiera te des cuenta que hablo contigo y es porque últimamente evito hablar de lo nuestro. Me conforta saber que al final tú eres el que se irá y me quedaré sola sea cual sea la opción de salida (si la des tú o yo). En fin siempre termina de acuerdo a nuestro tiempos: con engaños, mentiras, cosas escondidas, sentimientos encontrados, dolor de estomago, vómito a media noche, sangre en los costados, terceras y hasta cuartas.

Me pregunto por qué llevabas eso en la mochila. Me pregunto por qué ya no recibo cartas (muy en el fondo sé que envías cartas a otras casas pues es un hábito). Me pregunto por qué ya no vienes a casa o no hablas por teléfono.

Paranoia de cigarro. Depresión por tantos números que he acumulado: ¿Cómo puedes no buscarme después de tanto tiempo? ¿Crees realmente que todavía te amo? ¿Cómo puedes prometerme tanto cuando no dices nada?

Aaaaaah estoy tan desesperada que podría saltar en este momento de este edificio. Odio la luz blanca de med…