Ir al contenido principal

07 09 16 33 44 47



"Debo esa variedad casi atroz a una institución que otras repúblicas ignoran o que obra en ellas de un modo imperfecto y secreto: la lotería" La lotería en Babilonia; Jorge Luis Borges.


Al hablar del azar inmediatamente pensamos en un factor que trata de explicar aquellos acontecimientos que no tienen un orden aparente pero que repercuten en un sistema ordenado. Los juegos de azar son por tanto un sistema donde al final habrá un ganador mediante un proceso ordenado y sistemático para lograr que dicho ganador sea elegido de alguna manera.

Jugar para ganar es el propósito de todos cuando entran. Todos en algún momento piensan que hacer con el premio: Aaaah con todo ese dinero yo. . . Noooo yo con ese dinero haría. . . &%/()$$·&&(/ madre con todo eso me les voy. . .

Y las frases son interminables, los sueños, el dinero, la felicidad puesta como etiqueta. Y el dinero no compra la felicidad pero es lo más cercano. Aviones, casa, negocios, viajes, joyas, mujeres (hombres), cirugías, carros, industria, placeres, efectivo, en tarjetas. . .

Pero a que viene todo esto; leí en el periódico de hoy que un ganador del sorteo MELATE con una bolsa de 86 millones de pesos (sorteo que se llevó a cabo el 29 de julio de este año) venció su plazo para reclamar el premio ayer a media noche. Se hizo una exhaustiva búsqueda y se publicó que en Oaxaca estaba el ganador; pero, no apareció, tal vez ni sepa que ganó, que el dinero será para la "asistencia pública" (ja bueno esperemos) ¿Quién sería el afortunado ganador? ¡Mejor que ni se entere!

Comentarios