Ir al contenido principal

Tienda china

Tenía la costumbre de ir a las tiendas de 3 pesos con Sandra. La sensación de comprar tanto con poco dinero era lo que motivaba nuestra entrada. Comprar papelería con animalitos; de ojos enormes y brillantes, las plumas con chispitas de colores, reglas con dientes en sus orillas; los labiales pequeños en sus rojos (ensayos de belleza en tiempo real y de reacciones espontáneas); las coronas con sus rubíes de juguete y pequeños plásticos; peines y espejos de calcomanías rosas.

Hasta que ella se fue, ahora son escaparates.

Comentarios