Ir al contenido principal

El científico



Y así me quedaré, en el fondo del mar, en los ojos de un ser que ni siquiera sé si existe. En rutina siempre y acostumbrado a los mismos patrones una y otra vez, encerrado en esta caja de cartón, así es como debe ser todo, pienso en la luz del día que me es desconocido, un laboratorio, un edificio, notas y un poco de mi casa.

Llevo años en mi investigación y parece un círculo vicioso gracias a mi desorden. Dormir con fórmulas, páginas enteras registradas, comparar teorías, revisar consecutivamente aquel párrafo que describe la hipótesis. Un suceso cotidiano puede resolverla; como aquella vez que estuve frustrado por semanas: al estar sentado en un restaurante y ver mesas a mi alrededor me hicieron comprender que lo importante era la relación que guardaba entre las mesas y no entre personas, entedí que existe un patrón repetitivo y entonces pude observar este fenómeno en mi investigación.


En acuerdo he quedado con la vida y debo enfrentar responsabilidades. He creído y mi inocencia me ha hecho pagar. Estoy en casa más triste de como salí. Tontamente me enamoré y ya no estamos en tiempos de sentir amor, una vez más salió mal. Debe ser así mi vida, entregando completamente mi tiempo a la investigación y no peder tiempo. Estar con conocidos como desconocidos y sentirse bien porque uno debe ser feliz, así es como debe ser cada momento, no importa con quien, uno debe sonreír siempre. Por ti, por mí y todos en nosotros.



Comentarios