Ir al contenido principal

Puebla, Pue. a 04 de Enero del 2010






Querida Chispilla:

Hoy no pude dormir muy bien sabes, creo sigo siendo una pequeña niña que le asustan las películas de terror y me da miedo dormir sola, pero no te escribo para eso, de hecho me encuentro muy bien, incluso mucho mejor que la última vez que nos vimos. Estos meses han sido de mucha diversión debo decírtelo y también seguí tu consejo de hacer todo con calma desde el principio, el resultado ha sido satisfactorio.

Me han contado una historia muy buena y quiero contártela porque se que esas historias te gustan mucho: "Un hermano de un amigo trabaja en Volswagen y como casi nunca pasa vienen alemanes a visitar la planta. Los invitó a comer el hermano del amigo a un restaurante de comida mexicana (el olor de la tortilla, los chiles en el comal, las semillas tostadas, la manteca). Les advirtió a los invitados que la comida es muy picante y que la fama no es de a gratis y que si se enchilaban lo único que remediaba dicho mal era la sal. La comida empezó y como era de suponerse uno de ellos se enchiló, empezó a ponerse rojo rojo y se frotó la mano contra el ojo así que el efecto fue abrumador, todos reían, el alemán lo que hizo fue tomar el salero y ponerse sal en el ojo. . . "

Jajaja reí mucho cuando me la contaron. Mi cabello está creciendo y para que imagines como va primero fuí Ringo Starr, ahora soy Paul MacCartney en el Let it be.

Quería regalarte una canción pero no tengo una buena guitarra, así que te escribo desde mi casa como un consuelo, te extraño sabes, no he encontrado una amiga así de tierna, en tí reflejo aquella ternura de niña y los juguetes y el gusto por los pianos, extraño llegar a tu casa y encontrar por todas partes pequeñas figuritas de plástico, me acuerdo mucho las que están en las ventanas, extraño a las gatitas y jugar con ellas, extraño poner el reproductor de tu computadora y encontrar sonidos extraños, ritmos de robot, de letras duras y algunas melosas, extraño tus dibujos y tus críticas, uno que otro consejo que me hace madurar, las calcomanías y los relojes de niña, la medias de colores y todo HELLO KITTY. Pero bueno tampoco se trata de poner drama en esta carta. Sólo quiero que sepas que pienso en tí y que te quiero.

P.D. ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ F E L I Z C U M P L E A Ñ O S ! ! ! ! ! ! !






Fist pounding on a vending machine
Toy diamond ring stuck on her finger
With a noose she can hang from the sun
And put it out with her dark sunglasses
Hey ! My cyanide girl

Comentarios