Ir al contenido principal

The Dying Swan




Aún me sabe a paredes desgastadas y mirarme frente a un espejo por horas, los listones color rosa y blanco, el dolor como placer.

Recuerdo el olor a jazmines que me sigue acompañando, y un delicado color rosa en los labios. La muerte del cisne ahora me acompaña, ha muerto.

Comentarios