Ir al contenido principal

Una boda y casi tres funerales

· Salida a las 2 entre trajes y vestidos de noches, estuches, comida y muchos discos.
· Puebla-Rio frío-zona industrial del D.F.-Toluca
· Hotel, elevador español, tarjeta, baño, dos camas, tres-cuatro personas.
· Noche, cena, bailar con desconocidos, tocar, alcohol, insolentes, gritos, carcajadas, trajes mal puestos sin corbata, vestidos y zapatos sucios.
· Madrugada corta en un a regadera desnuda . No recuerdo cómo salí, cómo llegue al hotel, ni de la madrugada.
· Despertar en calzones y una playera.
· Mañana de borrachos, tres casi muertos durante la noche, golpes, agua, vómito y ropa sucia, ida y vuelta, bebidas con electrolitos, dormir, sol, música, paradas, aspirinas.
· Tarde de dolor.
· Sigo con moretones, algunos siguen saliendo, dolor en la espalda.

Comentarios

Tgrika ha dicho que…
En pocas fiestas "NO" termino juntando tres sillas y echándome a dormir, mientras tiene que llegar alguien a taparme con un saco porque sin querer enseño los calzones, pues la niña por el letargo del sueño omite que lleva vestido.

Esta fue una de esas fiestas.
La disfruté demasiado.

La madrugada...corta ciertamente pero con todo que hacer menos dormir.

Es el encanto de la vida: cuando despertamos la mañana del sábado jamás imaginamos cómo íbamos a despertar al día siguiente o si seguiríamos despiertos las próximas 28 horas.

Por mientras yo te agradezco la espontaneidad de la noche jiji

un beso
samuel ha dicho que…
oye
y lo de los meseros... siempre sí?
jaja

un abrazo
y espero el cumple susanesco