Ir al contenido principal

Somos más

Hoy, mientras regresaba a casa en autobús, observé el resumen de nuestra vida en el país:

Un hombre con la ropa sucia, por el trabajo, abre su mochila, toma un poco de agua de una botella y después desdobla un periódico, lee la noticia principal: Ayotzinapa. Pienso en la rabia.

Volteo hacia la calle y los autos nos quedan a los pies, se empareja un auto de un funcionario del gobierno, se distingue porque en el vidrio de su camioneta se forma el escudo nacional. Va manejado por un hombre que es un adulto mayor, acompañado por una mujer joven (muy joven) que se retoca el maquillaje.

Giro hacia mi derecha y veo a mi acompañante del periódico con el ceño fruncido, habla para sí mismo; está indignado, como todos. Giro hacia mi izquierda y el hombre de la camioneta acaricia de arriba hacia abajo la pierna de su acompañante, la besa inquietantemente cuando paramos ambos móviles en el rojo del semáforo.

Volteo hacia el frente y trato de no ver más.

*******

Pienso que el país está bien porque lo lleva la gente que trabaja, gente que se mantiene informada y no se cree la realidad, la cuestiona. Pienso que el país está bien y que el poder no es el gobierno; somos nosotros. Pienso que ya no necesitamos de representantes para sentirnos protegidos, nos tenemos nosotros para salir y defendernos con nuestras propias manos. Somos más, recuérdenlo.

Comentarios