Ir al contenido principal

Rebeca


No puedo olvidarla, ¿cómo? ¿Como olvidarla? Es como querer olvidarte. Rebeca es tan hermosa y distante, como una gacela parada al atardecer. Mi amada Rebeca y sus tardes en el mismo lugar, sobre las mismas condiciones. Distante y cercana es mi Rebeca cuando toma un trago o cuando nos mira, quisiera pensar que no le fui indiferente entre música del norte. Una mujer así es como el atardecer mientras caminamos entre el sol, así es Rebeca, ese sentimiento de frío que deslumbra, como una flor a punto de brotar.


(Imagen: Hopper, Eduard. Autómata.)

Comentarios

*Chispilla Tronik* ha dicho que…
No se si es que estoy viendo desde otra compu tu blog pero esta tan lindo!! me gusta Susi! soy fans!!! besos reinisma!
SUS ha dicho que…
=) ¡reinooota! a mí me da gusto que me visites en éste tu humilde blog. Yo soy tu fans... la número 7