Ir al contenido principal

La lenta agonía de la industria musical, la fiebre de los independientes y el nacimiento de un nuevo pensamiento (con BONUS TRACK y TRACK OCULTO)




ARTÍCULO PARA OXYGEN RADIO


Vi una entrevista con Chris Connelly (Revolting Cocks y Ministry) dueño de Reckless Records, una tienda de vinyles en Chicago.

Fue cuestionado sobre la industria musical y su lenta muerte. Él planteaba que sólo la parte mala de la industria musical ha muerto porque los dueños de las grandes disqueras eran dueños de todo.

Es verdad.

Alguna vez alguien me contó la anécdota de Zurdok: de cada disco que vendieron en la compañía, a ellos les correspondía un peso. . .¡UN PESO! No sé si esta anécdota sea fidedigna pero bueno supongamos que sea cierta ¿Qué pasaba con lo demás? obviamente se paga al managment, al equipo que se encargo de la grabación, materia prima (vaya la infraestructura) y ¿lo demás? Se lo dejo a su criterio.

Otros optaron por formar su propio sello o ser independientes (y no indies como ahora a todo mundo le gusta ponerse) ¿Cuál será el nuevo rumbo de la industria musical? Yo lo veo de una forma un tanto cercana con bandas que han estado tratando de salir: Se necesita DINERO sin duda para poder grabar en un estudio (por aquello de la calidad y la distribución) y tener un buen equipo, pagarle a alguien que te maneje y tenga buenos contactos en todo el país (mínimo), una buena imagen. Se necesita mucho TALENTO para poder componer como se habla, eso incluye creatividad con innovación – innovación es una palabra difícil como las muchas veces que discuto qué tan factible es inventar algo nuevo, obviamente se puede pero partiendo de algo existente, no se puede partir de la nada (y eso de igual forma me remonta a otra discusión : en el momento que algo es nuevo inmediatamente es algo tradicional) – existe un código y la música es como el lenguaje, ya existe un código y de ese mismo se parte.

Ahora veamos lo más sencillo: si tienes una banda como mínimo abres un myspace, no puedes ser totalmente cerrado a no compartir tu música y de ahí partimos a otra discusión: ¿Es bueno distribuir la música de forma gratuita? Pues es un arma de doble filo; ¿El negocio está en los conciertos? creo sí (y aunque los boletos son muy caros y en su mayoría como las grandes casas discográficas se quedan con la mayor parte, así la agencia que se encarga del evento se queda con ese dinero que te cobran de más en tu boleto libres de lo que se paga los trabajadores y de impuestos) finalmente ahí se vende productos oficiales. Pero ¿Si apenas estás empezando? ¡Los lugares son una puñalada en la espalda siempre! Siempre, siempre: TE COBRARAN POR TOCAR; el sonido si es del lugar te lo cobran ¡Por favor dueños de los lugares inviértanle un poco a sus negocios! En Puebla existe el temor de hablar de cómo se manejan los bares así como los ‘lugares alternativos’. En mayor o menor escala es un negocio, debe ser rentable y ofrecer al público un buen servicio porque es eso: un NEGOCIO, es dinero pero tampoco se trata de que lucren con el trabajo de los músicos que van con la mejor disposición de quererse dar a conocer. Ahora ya te OBLIGAN A VENDER BOLETOS los cuales debes cubrir o de lo contrario los acaba pagando la banda o hay un mínimo de gente que debe ir de lo contrario también pagas. TE COBRAN LA LUZ de un evento el cual es el monto de un MES DE LUZ EN TU CASA. Si quieres rentar un sonido de la misma forma está mal usado, te rentan el equipo a un precio de risa o el lugar no cuenta con la instalación adecuada para el equipo que llevas.


Y bueno ya no se diga de la forma en que se despedazan las bandas para ver quién es mejor que otra o se dividen por géneros y las culturas urbanas juveniles se vuelven un circo.

Tal vez deba plantearse todo otra vez, lo veo difícil. Tal vez debemos dejar de atacarnos entre bandas y ser autosuficientes como para poder solventar gastos, pero seamos realistas y no idealistas: somos seres humanos y como tales también animales, cometemos muchos errores tanto como público y los que son músicos.




- - - - - - -

BONUS TRACK PARA BLOGSPOT


Cuestiones arqueológicas y antropológicas musicales





Sigo con la entrevista de Chris Connelly.

Nos dice que los jóvenes se encuentran en una búsqueda arqueológica de la música, hay un hambre de conocimiento por saber del pasado. Me puedo incluir un poco en este círculo aunque aún me faltan cosas por descubrir. ¿Qué tan buena y mala es esta actividad?

Buena: ayuda a ampliar un cierto horizonte y en cada descubrimiento una nueva forma de disfrutar la música. Es mágico encontrar un sonido nuevo en una canción o alguna herramienta de producción o un instrumento usado de otra forma, algún efecto, algo viejo usado como nuevo y a la inversa; el simple hecho de estar enfrente de algo nuevo y disfrutarlo como no pensabas hacerlo, esa experiencia nueva ante algo nuevo es como un rayo que te atraviesa.

Mala: muchos se casan con la música que escuchan y los perdimos porque ya no pueden escuchar otro tipo de música que no sea similar a lo que les apasiona.

Ahora bien, esto no repercute socialmente a grandes escalas hasta que a alguien se le ocurre hacer una banda y toma de todo su universo musical aquellas cosas que entiende y puede ejecutar: las influencias.

Las influencias no solo son las musicales, encuentro en este punto un placer por discutirlo, y entran aquí las cuestiones antropológicas: aquello que culturalmente puede afectar tu vida (tómese afectar como un factor negativo-positivo) desde el clima, lo que comes, cómo vistes, cómo te mueves de un lugar a otro, qué escuchas, qué ves, todo, ¡TODO! (en el video Chris Connelly da su teoría de Nueva York y Chicago) Y entonces el siguiente paso es encerrarse en un género, género que a su vez tiene un contexto social, un origen. ¿Puede existir un mariachi de Japón? ¿Una banda de ska en Islandia? ¿Una banda de metal en África? (Y escribo esto sin ningún énfasis discriminatorio porque se que existen) Pues, la música es la música y siempre que se pueda interpretar no existe ningún problema, ¿será culpa de esta dichosa globalización? ( el concepto siempre me ha incomodado un poco)pues no podemos encerrarnos en nuestro ambiente porque entonces tendríamos que encerrarnos en nuestra propia música y producir un cierto tipo de género de acuerdo a los parámetros culturales.

Bueno, pero qué pasa cuando se pierde toda noción del contexto social y ya no digamos económico, político. . . blablabla. . . entonces tenemos al:

FRÍGIDO(A) MUSICAL

Adj. Llámese frígido(a) musical a aquel individuo que posee cierto interés musical pero que al momento de ejecutar, hablar o componer pierde cierto placer y decide terminar con una connotación nada original, la cual es tomada de su contexto musical externo al suyo, es decir se convierte en un IMITADOR.



De esos hay por montones, cuidado ciudadano no sea usted víctima de estos posers que caminan como zombies buscando la fama. Se dice que es mejor ejecutar un movimiento de arriba hacia abajo con la cabeza a todo lo que le diga y despedirse amablemente con un: SÍ SEGURO YO TE VOY A VER LA PRÓXIMA VEZ QUE TOQUES. De lo contrario será atacado con vomito y pus que sale de su frustrado ser.

De quién será la culpa que existan estos círculos. Se reproducen entre ellos como gremlins en temporada de lluvia, así que la culpa son de ellos mismos y la gente que les alimenta el ego.


- - - - - - -

TRACK OCULTO


Recibí en mi correo, a través del Messenger y otras en persona: felicitaciones, reclamos y quejas del artículo para OXYGN RADIO
http://www.oxygnradio.com/ Existió una ambigüedad en las opiniones (y para mi eso es un honor)doy gracias a todos aquellos a los que les agradó que hablara de los abusos a los que son muchas veces sometidos, a los que se sintieron ofendidos, y al que me llamó activista social-musical rayando en la crítica de mencionar que mi intelecto estaba mal desperdiciado en un problema que no es importante. Gracias a todos por leer mis pequeñas secciones, mis pensamientos no dichos en algunas discusiones. Espero algún día conquisten a un mecenas o un empleo.




Comentarios