Ir al contenido principal

Encuentros cercanos del tercer tipo I: Hacia el pasado. El inicio

Estaba en mi cama y una luz me despertó, era deslumbrante, no entendía lo que pasaba pero no tenía miedo, era más bien curiosidad. Desapareció. Salí al patio(recuerdo aquel frío de madrugada el cual provoco en este momento de mi vida) y entonces miré hacia arriba: un espectáculo lleno de luces iluminó el cielo, como pequeños edificios flotando, nos invitaban a subir con aquella luz.


El sueño, el sueño anhelado y profundo, estaban ahí para mí, ¡sólo para mí! Y podía ver el interior, era hipnotizante cuando volaban bajo tierra (todo se detenía ante su paso, todo era estática y electricidad).


Quiero irme, lejos, donde se que encontraré por fin un paralelismo de conducta (encontrar una compatibilidad). Quisiera regresar cada noche a aquel sueño de colores, de aquel sonido que no logro encontrar cuando estoy despierta, recordar cómo fue todo, recordar en qué momento de mi vida marcó aquello que siempre busco en el cielo, mi casa.

Comentarios