Ir al contenido principal

Clavileño, antes del Apolo 11

Ayer fue el aniversario número 40 de la primera vez que el hombre piso la luna y una vez más estamos en la cocina de mi casa, esta vez mi madre como buen ser humano antropocéntrico dijo: “Cuando pasó eso yo ni me enteré, vivía en mi mundo ”. Mi padre dijo: “Yo sí lo vi, vivía aquí en Puebla pero no teníamos televisor así que tuve que ir a una cantina del centro, pedí una cerveza y entre borrachos te verás”.

Y en la sala mirando el televisorSalvador Dalí con los ojos abiertos ve sorprendido imaginando colores, Marx dice que perdemos el tiempo y que deberíamos gastar ese dinero en algo en beneficio de los hombres, Julio Verne le dice que se calle que no puede oír lo que dice el locutor, Leonardo da Vinci estupefacto ve una ave de metal, Isaac Newton se acerca a la pantalla para ver mejor y todos le avientan cosas. Entra a la sala Miguel de Cervantes y les apaga el televisor.

De Cervantes Saavedra, Miguel. Fragmento: El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha; segunda parte, capítulo XL, De cosas que atañen y tocan a esta aventura y a esta memorable historia.

"Es también de saber que Malambruno me dijo que cuando la suerte me deparase al caballero nuestro libertador, que él le enviaría una cabalgadura harto mejor y con menos malicias que las que son de retorno, porque ha de ser aquel mismo caballo de madera sobre quien llevó el valeroso Pierres robada a la linda Magalona, el cual caballo se rige por una clavija que tiene en la frente, que le sirve de freno, y vuela por el aire con tanta ligereza, que parece que los mismos diablos le llevan. Este tal caballo, según es tradición antigua, fue compuesto por aquel sabio Merlín; prestósele a Pierres, que era su amigo, con el cual hizo grandes viajes y robó, como se ha dicho, a la linda Magalona, llevándola a las ancas por el aire, dejando embobados a cuantos desde la tierra los miraban; y no le prestaban sino a quien él quería o mejor se lo pagaba. . . y es bueno que el tal caballo ni come ni duerme ni gasta herraduras, y lleva un portante por los aires sin tener alas, que el que lleva encima puede llevar una taza llena de agua en la mano sin que se le derrame gota, según camina llano y reposado, por lo cual la linda Magalona se holgaba mucho de andar caballera en él".

Comentarios