Ir al contenido principal
Me gusta que vengas a mi casa, a mi cuarto y te acuestes en mi cama (un lugar íntimo que para nosotros no es nada) ver como brilla tu cabello con la luz que entra por la ventana mientras el aire nos despeina. Me gusta que estés en casa para poder ver tus hermosos ojos. Me gusta que hables conmigo toda la tarde y me cuentes cómo te fue en el día, del mar y las mujeres de tu vida.

Y me dormí y te fuiste.

Comentarios