Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

Un mensaje en una hoja metafísica

Extraño mucho abrazarte mientras te duermes.
Extraño acariciar tu cabello.
Extraño verte a los ojos y decirte que eres muy guapo.
Extraño platicar contigo y que cruces las piernas.
Extraño tomar té, cuando el sol se oculta.
Extraño tus escaleras.
Extraño movernos entre la caída del día y que nos alcance el amanecer.
Extraño ver tus camisas de cuadros y los cables que se expanden por la batería.
Extraño que me cuentes de números y de robots.
Extraño que me tomes con un brazo y sentir cómo me derrito de ternura.
Extraño oír tu risa mientras te cuento todo y nada.
Extraño sentirte y saber que todo el universo me come.
Extraño el dorado relámpago de tus ojos.
Extraño tu boca.
Extraño la música que sale de tus pasos.
Extraño que me lleves al mar, al bosque, a un planeta.
Extraño el árbol que crece en tu espalda.
Extraño vernos acostados a punto de dormir.
Extraño tomarte de la mano y caminar por la ciudad.
Extraño oír tu voz que me atraviesa, más que todo conocimiento.
Extraño que me expli…